Llega al Teatro Nacional, Les Ballets de Monte Carlo

Cuando pensábamos que las visitas a República Dominicana de las grandes compañías de danza eran parte de un pasado irrepetible, Sonia Villanueva de Brouwer, Cónsul del Principado de Mónaco, conjuga buenas voluntades con la bailarina y emprendedora artística Mónika Despradel, logrando que dieciocho años después del debut en Santo Domingo de Les Ballets de Monte Carlo, regresen nuevas presentaciones de esta compañía a la Sala Principal del Teatro Nacional Eduardo Brito (febrero 21, 22 y 23), proporcionándonos la oportunidad de gozar de un gran espectáculo de danza: Lac, nueva versión de “El Lago de los Cisnes” de Tchaikovsky, a beneficio de las fundaciones Quiéreme como soy y Nido de ángeles.

La buena danza no necesita justificación, pero cuando se presenta para asegurar un futuro digno a niños y adolescentes con Síndrome de Down y parálisis cerebral, adquiere una nueva trascendencia moral y social.

Es interesante destacar que Les Ballets de Monte Carlo, compañía que dirige Jean-Christophe Maillot, tiene como presidente a Su Alteza Real la Princesa Carolina de Hanover, con la idea de no solamente beneficiar a las dos meritorias fundaciones mencionadas más arriba, sino también “para estrechar los lazos internacionales”.

Cuando la compañía Les Ballets de Monte Carlo se presentó en República Dominicana hace dieciocho años, lo hizo con una de las joyas de su repertorio: “Romeo y Julieta”, con música de Sergei Prokofiev y coreografía de su director, Jean-Christophe Maillot. Dieciocho años no han podido borrar el recuerdo de esa formidable producción de esta compañía, fundada en 1983 y que empieza a obtener gran renombre internacional desde 1993, cuando asume su dirección Jean Christophe Maillot, quien le da una proyección espectacular con montajes tan destacados como “Romeo y Julieta”, “Cenicienta”, “Fausto” y “Lago”, y coreografías de maestros como el propio Maillot, Lucinda Childs, William Forsythe, Jiri Kylian, Karol Armitage y Maurice Béjart.

El talento de Jean-Christophe Maillot merece ser comentado. A los diecisiete años de edad ganó el concurso más prestigioso de ballet, el Premio de Lausanne (Suiza), e inmediatamente después ingresó al prestigioso Ballet de Hamburgo que dirige desde hace décadas John Neumeier. No se le había ocurrido coreografiar, hasta que una lesión incurable en una rodilla puso fin a su carrera cuatro años después. Regresó a su ciudad natal, Tours, y empezó a crear ballets con la pequeña compañía de dicha ciudad.

En otras palabras, el gran talento de Maillot le permitió reinventarse y producir montajes que llamaron la atención del mundo amante del arte de la danza. De ahí que cuando Maillot anunció que estaba preparando una nueva versión de “El Lago de los Cisnes” de Tchaikovsky, amantes de la danza y críticos se prepararon para una experiencia artística fuera de serie.

Lago

“Lac” (Lago) con coreografía de Jean-Christophe Maillot nos presenta una visión personal del legendario ballet de Tchaikovsky, “El Lago de los Cisnes”, un verdadero reto para cualquier coreógrafo, ya que este ballet es para muchos el símbolo de todo lo bello y transcendental que pueda presentarse en un escenario.

Para la versión que veremos Maillot quiso desde un principio trabajar con el escritor Jean Rouaud, ganador del Premio Goncourt 1990, para aportar nuevos ingredientes dramáticos a este pilar del repertorio clásico. Ellos dos han adaptado la leyenda del príncipe Sigfrido y la doncella Odette para que incluya “resonancias” del mundo contemporáneo. El artista visual Ernest Pignon-Ernest ha diseñado la escenografía y Philippe Guillotel tuvo a su cargo la creación del vestuario. También escucharemos música adicional compuesta por Bertrand Maillot, con luminotecnia diseñada por el coreógrafo Samuel Thery.

En esta versión, veremos al Príncipe primeramente como un niño, que se enamora de una niña, la cual al crecer es convertida en el Cisne Blanco por las artimañas del hechicero Rothbart, quien a su vez se transforma en la Reina de la Noche, y como amante del padre del Príncipe, procrea al maléfico Cisne Negro.

En 2014, Maillot comentó lo siguiente para The New York Times: “No es una relectura del Lago de los Cisnes, sino otra cosa, por lo cual lo he denominado ‘Lac’”. Y agregó: “Cuando ves Lago de los Cisnes, quedas fascinado por la belleza del Segundo Acto, pero lo que estás viendo es la femineidad de una bailarina, no un animal. Para mí, hay algo más agresivo y primordial”.

Fuente: Diariolibre.com

Comparte esta entrada en tus redes sociales

Acerca de todoporelarterd

Todo por el arte RD, es un medio digital que busca impulsar el arte y la cultura de la República Dominicana, mediante reportajes de todas las áreas del arte. Fundado el 24 de diciembre del 2010

Ver todas las entradas de todoporelarterd →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *